Archive | Words

Kevin Stea, otro bailarín que se lanza como cantante

Cada vez son más los bailarines que deciden abrir sus posibilidades y lanzarse como solistas en el mundo de la música. Son bailarines que en el caso de Kevin, han consagrado su carrera como bailarines profesionales, y en su currículum encontramos artistas como Michael Jackson, Madonna y coreógrafos de la talla de Vincent Patterson.

Fue gimnasta en su juventud y comenzó a bailar en la universidad. Un año después conseguiría su primer trabajo en el mundo del baile como asistente coreógrafo y bailarín de la gira de Madonna Blond Ambition en 1990. Después trabajaría para Michael Jackson en el vídeo Blood on the Dance Floor, asistiendo en la coreografía al gran Vincent Patterson, además de aparecer en los vídeos Black or White y Will you be There.

Tras estos dos grandes artistas se suman decenas de películas y anuncias ademaás de otros nombre como Prince, Ricky Martin, George Michael, David Bowie, Celine Dion, Anastacia, Rihanna, Beyonce, Britney Spears, Christina Aguilera, Pussycat Dolls… entre muchos otros.  ¿Veis por qué decía lo de consagrado?

Pero ahora, en busca de ampliar su forma de expresarse ha lanzado su primer trabajo musical bajo el nombre artístico de That Rogue Romeo. ¿Influencias?

“Michael me inspiró a ser yo mismo y a no imitar a otros. El quería que yo fuese el mejor que pudiera ser. Si he sido cantante, modelo y coreógrafo, todo es gracias a MJ. Todas estas son formas de expresarte y de ser creativo. MJ entendió su música como un método de expresión. Eso  me ha inspirado y he disfrutado muchísimo haciendo cada pequeña cosa desde entonces hasta ahora. ”

Michael Jackson & Kevin Stea

Puedes seguirlo en Twitter, visitar su página oficial o escuchar su música AQUÍ. Además de su canal de YouTube.

El vídeo que os presento es de su tema Magic and Machine con la aparición de Carmit Bachar, una de las ex componentes más famosas de Pussycat Dolls y gran bailarina. Este es el primer vídeo de un proyecto que se propone crear dos más. Dirigido por el tremendo bailarín Brian Friedman (X-factor, Britney Spears) y  Chan Andre, cuenta con 12 bailarines: WhyleyYoshimura, Judson Emery, Jon Burdine, Zack Venegas, Malik LeNost, Ryan Ramirez, Stephanie Sy, Britt Stewart, Yoori Kim, Niesha Smith, Deana Brickley y Mason Cutler. Y con la coreografía de  Tessandra Chavez. Además del estilismo de la mano de la ganadora del premio Emmy Marina Toybina.

Vamos, que se lo ha currado. Aquí os lo dejo.

Continue Reading · 4

Jin Xing, bailarina y pionera del cambio de sexo en China

Pocas personas han tenido tanto impacto en las actitudes chinas hacia la sexualidad e igualdad de género como Jin Xing.

Un ícono cultural vivaz y descarado, Jin Xing (o Golden Star) allanó su camino al estrellato como bailarina-coreógrafa de la Compañía de de Baile Jin Xing de Shanghai, una de las primeras compañías de danza moderna en China que no pertenecen al gobierno.

Jin también surgió como uno de los emblemas más prominentes (y controversiales) de la libertad personal e igualdad de género en China. Fue una de las primeras personas en someterse a una operación de cambio de sexo; y fue la primera reconocida oficialmente por el gobierno chino.

La historia de Jin adquiere un significado distinto en el contexto chino. Aunque el muro de puritanismo construida alrededor de las costumbres sexuales de China se ha derrumbado gradualmente, pero los estereotipos sexuales y la reticencia tradicional china permanecen.

Conocí a Jin Xing por primera vez en 1994, cuando era un hombre. Acababa de regresar a Beijing después de pasar cuatro años en Estados Unidos, aprendiendo danza moderna de mentores como Martha Graham, y bailar con compañías profesionales en Roma, Italia y París, Francia.

En ese momento, Xing de 26 años quizá era el mejor bailarín en China, admirado por sus furiosas piruetas, altísimos saltos y deslumbrante coreografía.

Un año después, Jin decidió cambiarse de sexo. “Cuando tenía seis años, pensé que debía ser una mujer (…) Sabía que algo andaba mal, pero no sabía qué estaba mal o qué estaba equivocado. Tuve un momento confuso. Me preguntaba si quizá era homosexual, pero al final dije, no, debería regresar a mí mismo”.

Fue una decisión difícil. La homosexualidad todavía era considerada un crimen y estaba catalogada oficialmente como “trastorno mental”.

“Era un gran tabú en 1995 (…) El mejor bailarín del país se convierte en una bailarina; eso es demasiado para la sociedad y el gobierno chinos”, recordó Jin.

Afortunadamente para Jin, la sociedad y el gobierno tomaron un rumbo laissez-faire. “Cuando las cosas no son certeras, nosotros los chinos siempre tomamos la actitud, retrocedemos o nos quedamos allí, para dar algo de tiempo y espacio y permitir que las cosas ocurran naturalmente y se vuelvan correctas. Fue realmente desafiar los límites de la sociedad pero tuve confianza en mí”.

La madre de Jin no era tan optimista. Estaba preocupada de que la cirugía no saliera bien y temía por el futuro de su hijo. Jin se preocupaba por lo que diría su padre, un oficial del ejército.

A los 28 años, Jin se sometió a cirugías de cambio de sexo. Su operación final tardó 16 horas.

Jin recuerda sentarse en el hospital y decirle a su padre: “Tu hijo se convirtió en tu hija”.

jinxingEl oficial del Ejército Popular de Liberación se quedó brevemente sin palabras, pero después de fumar un cigarrillo, le dijo a Jin: “Hace 22 años, te vi y me pregunté, tengo un hijo pero se ve como una niña. Así que 28 años después, te encontraste. Felicidades”.

La nueva mujer prosperó con más encanto y efervescencia. Recuerdo ver a Jin algunas veces en Half Dream, un bar que abrió en Beijing y que brevemente se convirtió en un centro para artistas locales y expatriados.

Recuerdo verla manejar en un VW Beetle verde, mientras iba de una junta a la otra, vestida en minifaldas, blusas coloridas y tacones.

En 2000, la vida de Jin cambió de nuevo. Se volvió madre, al adoptar a tres huérfanos chinos: Leo, Vivian y Juian. Poco después, se casó con un alemán, Heinz Gerd Oidtmann.

“Todo es legal”, dijo con entusiasmo en su voz grave, al referirse a su cambio de sexo, matrimonio y adopción. “Pero importa cómo la sociedad te acepte y digiera el estatus; depende de ti convencerlos”.

Mientras tanto, aunque la homosexualidad fue despenalizada en 1997 y fue eliminada de la lista oficial de trastornos mentales en 2001, la comunidad LGBT de China continúa con la lucha en contra del estigma social y la discriminación legal.

Debido a que el gobierno chino permanece en gran medida en silencio sobre el tema de la homosexualidad, se arriesgan a recibir sanciones oficiales o acoso donde quiera que se reúnan, organicen u ofrezcan servicios dentro de la comunidad. No hay leyes ni regulaciones aplicables que rijan el matrimonio y divorcio gay, la custodia de niños, adopción y otros temas relacionados.

Las parejas LGBT no son reconocidas como familias constitutivas.

Sin embargo, con una comunidad transgénero que se estima en aproximadamente 400,000 personas, el gobierno chino les concedió derechos civiles que les permite cambiar sus tarjetas de identidad y pasaportes, y reconocer legalmente sus matrimonios después del cambio de sexo.

“Aún está en un periodo de lucha, pero mejora”, dijo Jin.

La voluntad de Jin de revelar (y disfrutar) su historia de cambio de sexo aún genera controversia.

Cuando no baila y hace coreografías, actúa en películas y aparece como juez en las versiones chinas de Dancing with the Stars y American Idol.

¿Es un buen modelo para seguir para la juventud china?

“No quiero ser un modelo a seguir”, contestó, al mostrar una sonrisa mientras echaba para atrás su cabello. “Solo quiero ser yo misma. El próximo mes, lanzaré un libro, en el que digo, ‘no quiero cambiar el mundo, pero tampoco quiero que el mundo me cambie demasiado’. Solo quiero ser yo misma”.

Fuente: CNN México

Simplemente admirable.


 

Continue Reading · 0

Solieh Samudio, de tenista profesional a bailarín

 

‘No fue una decisión muy fácil, porque yo no comencé como otros chicos en cualquier parte del mundo, yo no inicié desde niño a tomar esta carrera’, inicia Solieh Samudio mientras lo interrogamos sobre su más grande pasión, el ballet.

Este joven de 23 años que es, desde el 2011, la primera figura del Ballet Nacional de Panamá llevaba de pequeño una vida normal, como cualquier otro niño a su edad, ‘practicaba muchos deportes como: natación, fútbol, tenis, triatlón, a la misma vez mi padre y mi madre me metieron al tap y clases de danza’, evoca Solieh sentado en el piso de uno de los salones de práctica del Instituto Superior de Bellas Artes, donde horas antes practicaba junto a otro grupo de bailarines la obra ‘Copelia’ que presentarán en el mes de septiembre.

UNA DECISIÓN QUE TARDÓ

El bailarín jamás se imaginó que su vida cambiaría de rumbo, pues él estaba metido de lleno en el tenis, lo veía como su posible profesión a la vez que estudiaba en la universidad la carrera de Ingeniería de Telecomunicaciones. Pero fue un día, mientras veía en Youtube un video de una importante final de tenis que vio un enlace que le llamó la atención, tanto que decidió verlo, ‘fue como algo mágico, la verdad me impresionó mucho ver eso y fue allí donde me dije si ellos lo hacen por qué yo no’, expresó Solieh sobre la impresionante presentación de Paloma Herrera y Ángel Corella, que vio aquella tarde del año 2006.

Y fue así como a sus 16 años, cambió el rumbo de su vida, el tenis profesional ya no era su prioridad, ahora quería, al igual que Corella, hacer magia bailando sobre los escenarios del mundo entero y más porque como él mismo lo asegura, ‘aquí en Panamá no se estilaba eso, no a ese nivel’.

Después de haber tomado la decisión de optar por el ballet como una carrera profesional, Solieh reunió a sus padres para contarles.

‘Solo les dije un día ‘quiero bailar ballet’ y mi papá solo se me quedó mirando y mi mamá me dijo tú estás loco si te va súper bien en la universidad, si te estuvieras quedando o algo, pero no’.

Es en este sentido, en el que este joven bailarín manifiesta que el apoyo de los padres es muy importante en las cosas que se quieran hacer, Solieh asegura que su papá solo le dijo ‘lo que quieras ser: bombero, policía, médico, no importa, lo importante es que te destaques y que siempre seas el mejor’, éstas fueron las palabras que lo llevaron a donde se encuentra ahora.

‘El apoyo de mis padres fue lo que me ayudó a triunfar en esta carrera y el apoyo del medio, de los profesores, ésta es una carrera difícil y muy sacrificada. Uno solo no puede lograr todo, es un complemento de cosas’.

INICIO PROFESIONAL

Tantas eran las ganas de Solieh por dedicarse al ballet que ese mismo año realizó su primera presentación como bailarín profesional de ballet clásico, ‘fue una locura, ese mismo día yo tenía una final de tenis, yo terminé la final y cuando terminó salí corriendo para la función, llegué, bailé y cuando terminé quedé todo acalambrado’, cuenta este joven en medio de risas, recordando aquel momento cuando bailó en la obra ‘La Hija del Faraón’ con la Escuela Nacional de Danza.

Actualmente y a sus escasos siete años de carrera profesional, Solieh ya lleva en su biografía varios premios entre los que se destacan: primer lugar en la categoría profesional y en los tres puntajes más altos de la Competencia de Danza Activa 2012, en la categoría de solo; primer lugar en la categoría Pas de Deux y se gundo lugar en categoría profesional en el International Ballet Competition Panama City, Star of the 21 Century.

 

SER EL PRIMERO

Solieh estudia actualmente licenciatura en bellas artes con énfasis en ballet clásico y asegura que cuando lo escogieron como el primer bailarín quedó im presionado, ‘hasta donde tengo entendido, antes para ser primer bailarín debías tener ciertos años en ese mundo, pero ante todo, yo creo que lo logré por la disciplina, el sacrificio de hacer las cosas, (digo, si empezaste tarde) debes buscar la manera no solo de actualizar sino que constantemente debes estar estudiando, la pasión es importante’.

Para este joven, quien actualmente ve el tenis como su momento de ‘relajación’, la forma en la que sus padres lo educaron ha sido la clave para su éxito a tan corta edad. ‘Yo soy muy perfeccionista, nunca me conformo con lo que tengo, siempre quiero más y más y más. Para mí nunca es suficiente y aunque haya ganado medallas y haya llegado a finales, no significa que me voy a quedar allí’.

Aunque ya Solieh ha logrado mucho en sus pocos años de carrera se prometió a él mismo que no parará pues gracias al ballet es que la gente lo conoce no solo nacional sino internacionalmente también. Dice sentirse muy agradecido con la directora del Inac, María Eugenia Herrera, y con esas personas de afuera que lo invitan a participar. . . ‘que son experiencias gratificantes’.

 

Fuente: La estrella 

 

Pd. Para la gente que dice que en el ballet se empieza desde niño o no se llega. ^^

Continue Reading · 0

Lexus y la Danza en sus anuncios (Making of con Tamara Rojo + entrevista)

 

Alguien compartió este fantástico nuevo anuncio protagonizado por Tamara Rojo y luego, tirando de YouTube encontré el resto de los videos y como me ha parecido más que interesantes las palabras de Tamara y el segundo anuncio, he decidido escribir esta entrada en vez de hacer un RT o compartir una publicación, ya que sin duda se lo merecen.

 

 

Dos balarines visualizan el poder y la eficiencia del nuevo IS 300h
Música: ‘Step Up’ by Stephen Kozmeniuk.

A continuación puedes ver el otro anuncio lanzado por la marca Lexus, esta vez  protagonizado por la GRAN  Tamara Rojo.

 

Los anuncios a mi me dan más ganas de bailar o ir a un ballet que de comprar un coche. XD Son geniales y como está todo coreografiado, la fuerza y la fusión del ballet con ese tema. Que grande. Me encanta.

Y para terminar os dejo el Making Of donde Tamara explica algunas cosas, de las cuales haré una transcripción al final de la entrada para quien no entienda muy bien el ingles. :)

 

 

 

El ballet es esencialmente un lenguaje que se compone de emociones. Para es el mejor lenguaje para expresar emociones en el sentido más puro. Y es un lenguaje que no tiene barreras y que cualquiera puede entender, de cualquier país y de cualquier entorno.

Pienso que el mundo del ballet es un mundo muy justo, porque consigues las cosas cuando reúnes el mérito para ellas. Es mucho menos político que cualquier otro trabajo. Y si pones trabajo duro e inteligencia puedes conseguirlo.

Por ser una profesión que se basa en tu propio cuerpo y este va cambiando, tienes que estudiar continuamente que está ocurriendo para poder entender y saber como trabajar con el. Es una herramienta que está en continuo cambio. Es como si tuvieras que trabajar con un violín que constantemente esta cambiando.

He sufrido bastante dolor durante toda mi carrera porque no he sido agraciada físicamente, por eso he tenido que llevar mi cuerpo más allá de sus limites.

La mayoría de las veces me siento levemente decepcionada por la actuación. Y luego, algunas veces, vas y haces algo extraño, que no se trata de hacer mejor los pasos o de sentirlo más, es algo como poner el libertad algo que estaba dentro de ti y conectar completamente con el público. Y sabes que están ahí contigo en el escenario, en cada paso.

Siempre cuestiono las cosas, porque esta en mi naturaleza cuestionarlas. Pero estoy más convencida que nunca que el Arte y la Cultura son esenciales para el ser humano.  Pienso que ir al Ballet es una oportunidad de verte a ti mismo en un espejo distinto y darle claridad a tus propios sentimientos y sobre tu propio futuro.

Tamara Rojo

 

 

Qué grande es esta mujer.

Continue Reading · 1

Interesantísima entrevista a Liz Lerman y el proceso de hacerse mayor siendo bailarina

Como coreógrafa a sus 20 años, Liz Lerman hizo algo inusual: Incluyó residentes de avanzada edad de su ciudad en sus producciones. “En 1975, cuando comencé a bailar con gente anciana, era completamente extraño,” dice Lerman. Pero incluso “No soy la primera persona que baila con gente mayor. La gente ancianda ha bailado desde hace cientos de años como parte del ritual.”
Lerman, quien ha ganado numerosos premios, incliyendo un MacArthur “genius” award en 2002, creó un intercambio de Danza en 1976, mezclando bailarines mayores con bailarines jóvenes altamente entrenados.  El grupo, asentado en Takoma Park, ha actuado por todo el mundo.Ahora a sus 65 años, Lerman se aproxima a la edad de esos ancianos bailarines. ¿Como se siente? “Muy extraña. Por una parte siento que debería dejarle paso a la gente que viene, como nuestros niños, ser una guía, una maestra, ayudarles a hacer lo que van a hacer. Hay otra parte de mi que no quiere hacer eso. Todavía tengo mucho que decir y que hacer. Lerman dejó el intercambio en 2011 y ahora está trabajando en “Healing Wars” (Guerras curadoras), una Danza que explora el impacto de volver a casa tras una guerra. La obra se estrenará en el verano del próximo año.En esta entrevista habla de su vida y su trabajo, y del movimiento del tiempo. 
¿Cómo es un día en tu vida?
Me levanto temprano. Me encanta levantarme temprano. Si estoy en casa, cuido del perro y voy al ordenador, reviso los emails y todo eso. Algunas mañanas temprano voy al gimnasio o a caminar. Intento andar tanto como puedo. No tomo clases de Danza. Me gustaría, en cierto modo, pero no he encontrado ninguna últimamente. Han pasado años. Encuentro que  mi cuerpo echa de menos un cosa específica que no he echado de menos en mucho tiempo. No se si es porque he dejado el intercambio. No se. Sigo mirando alrededor, pero no he encontrado aún nada que me guste.
Porque…
Me aburro.
¿En las clases regulares de Danza?
Si. Hay algo que aún no está ahí. En lo que estoy interesada – pero aún no lo he hecho – es en intentar descubrir si puedo aprender cual es la base del la Danza Hip Hop y el Street Dance. Es algo totalmente distinto a mi formación en ballet clásico y moderno.El otro día hablé con un otro artista, un bailarín de Baltimore. ¿Consideraría trabajar conmigo?Nunca podría conseguirlo yo sola. Es como una forma clásica. La gente que lo hace es porque lo practica millones de horas. Es una construcción totalmente distinta. En el ballet, en mi forma, todo es arriba, y en el Hip Hop abajo. Debe estar fluido y lanzado. Hay tensión y parada absoluta. Es completamente distinto.

¿Cuando sentiste un gran cambio en tu cuerpo? ¿Cuando se volvió un plié mas complicado, por ejemplo?

Se que la broma típica es que los bailarines son tontos, pero los bailarines son de hechos super listos porque trabajamos nuestro cerebro de una forma realmente diferente. Justo antes de que vinieras, estaba sonando una pieza en la que actué cuando tenía 12 años,rokofiev’s Classical Symphony. Yo era una bailarina de clásico cuando tenía 12, 13 años. No podía creer que estaba pasando cuando lo escuchaba. Mi corazón se ha acelerado un poquito por escuchar esa música mientras estaba aquí sentada. Estaba recordando las pequeñas piruetas que tenía que hacer volando de lado a lado. Incluso ahora, los solos que realicé cuando tenía 20 y 30 años – la mayoría, no todos – podría hacerlos ahora mismo y enseñártelos sin haberlos hecho en 30 años.

Pienso que hay una gran distinción entre los 50, 60 y 70 años. Definitivamente siento una gran diferencia en mi cuerpo ahora que no sentí antes. Mu cuerpo no es tan ágil, flexible ni está tan dispuesto. Duele mucho más la mayoría de las veces. Eso ha cambiado sin duda.

¿Hay una vida más emocionante para un coreógrafo mayor que para un bailarín mayor?

Es un mundo diferente ahora de cuando yo empecé. Ahora hay un altísimo numero de bailarines que no se retiran. Existe un inmenso grupo de bailarines profesionales con 50 años. En “Healing Wars” tengo bailarines con 50 años, y yo no los considero como mayores. Los veo absolutamente válidos para trabajar. No les estoy tratanto de forma especial porque sean mayores, no del modo en que hubiese tratado a bailarines mayores antes.

De todos modos, ¿son sus rangos de movimientos distintos?

Así es, si que lo son, pero ellos son listos. Pero sí, es verdad, hay algunas cosas que no les haría que hicieran.

¿Como qué?

No les tendría cayendo al suelo 50 veces, aunque pienso que sabrían como hacerlo y de hecho podrían hacerlo. No espero ni quiero que lo hagan. Y me aseguro de que calienten lo suficiente y se cuiden muchísimo en ese sentido. La gente joven se levanta del suelo y se pone a trabajar.

Mi amigo Waybe McGregor de Londres trabaja ahora con bailarines que levantan sus piernas en el aire y no sólo rectas arriba, se pasan 180 grados. Eso es interesante para el. Pero yo no necesito eso. Yo necesito algo diferente.

¿Quien es tu público? ¿A quien estas coreografiando ahora?

Estoy esperando ser capaz de poder hacer un dueto para dos mujeres mayores porque pienso que sería el intento más consciente de volver a algunas preguntas de la edad que afectó a mi trabajo anterior,con  el cual dejé de rayarme después de un tiempo porque todo el mundo tiene edades distintas, así que ¿que importa?

¿Puedes imaginar una vida sin hacer lo que haces? 

No muy bien.

Justo el otro día me estaba preguntando: ¿Podría parar por un tiempo y no hacer nada? No soy muy buena para eso. Amo mi trabajo. Pero me gusta también que tengo la oportunidad de enseñar, de pensar, de dar estas entrevistas, intentar dar sentido al mundo. He elegido darle sentido al mundo, de ambos modos, físicamente e intelectualmente.

Soy consciente de que el tiempo que tengo frente a mí está limitado. No siento que tenga el mismo tiempo infinito para experimentar. Tengo que ser un poco mejor en concentrarme antes en las cosas.

Le decía a mi marido esta mañana “Los boomers nunca van a dejar el escenario a otra gente. Los boomers van a quedarse en el escenario toda su vida”, y es la verdad. No se retiran, los Boomers están diciendo, “No, este es mi mundo.”

Háblame de tu trabajo con las personas mayores.

El trabajo con las personas mayores pavimenta el camino con todo desde el principio. Por lo tanto, todo lo que he aprendido de eso vino conmigo a la siguiente fase de la coreografía, centrándome en otras cosas. Tengo un periodo de tiempo en el que hago toda la identidad del trabajo y todo el trabajo en la comunidad religiosa. Tuve un periodo político. Todo el trabajo que he hecho se vino y sigue conmigo. Tuve un trabajo sobre la ciencia. Eso también vino conmigo. Y se sigue acumulando. Ese trabajo esencial con la gente mayor fue una mayor forma para mi de empezar a aprender.

 

¿Y que hay de este“genius grant”? ( *)

Es inmenso. Ha ayudado con mi trabajo con los científicos. Puedo ir a ellos y decir tengo un MacArthur. Bueno, no digo eso, pero ellos dicen eso sobre mi. Y supone una diferencia. Lo que mayormente espero es que haga que la gente eche un segundo vistazo y decida si lo que ven como algo extraño, equivocado o diferente podría ser simplemente en realidad lo que siento. Que se tomen un momento en pensar. “Quizás lo siente de veras” o “Me pregunto porque estará ahí”. En contraposición a un “Está mal”.

Conforme te haces mayor, ¿como lidias con la pérdida? La pérdida de tu madre instigó una gran parte de tu trabajo. 

Una de las cosas que de hecho hablo con la gente es: Con cada innovación hay pérdida. No importa si la innovación vienen por un cambio político o porque la gente se hace más lista o hay tecnología.

Si quieres apoyar al cambio, como yo quiero – el cambio no es solo la manera en que el mundo funciona, es esencial para crecer – es bueno saber como asociarte con la pérdida. Si te hacer su compañero, sabes cuando viene y es parte de lo que está pasando a tu alrededor.

Ahí es cuando la Danza se vuelve tan interesante. Puede ser tan simple como lo que aprendí a hacer en el centro de mayores durante esos años: Cuando una de las personas moría, hacíamos una pequeño ocho sobre ellos.

Pero hay una verdadera pérdida que ocurren demasiado pronto, como la muerte de mi hermano este otoño. (David Lerman tenía 56 años)

No hay nada bueno sobre eso. Nada.

                                                                                                               

(*) Apodo para el programa MacArthur Fellows o MacArthur Fellowship, un premio dado por  John D. and Catherine T. MacArthur Foundation cada año a ciudadanos de Estados Unidos o residentes de cualquer edad y que trabajen en cualquier campo, que muestren un mérito excepcional y que prometan continuar y acrecentar su trabajo creativo.

Traducido para Love 2 Dance por Emi G.

Artículo original.
Para terminar te dejo algunos vídeos sobre esta artista que acabo de descubrir y su trabajo.



Continue Reading · 0

Alessandra Ferri vuelve a los 50 años

El sensacional regreso al escenario de la estrella fue anunciado en una entrevista con el Corriere della Sera. Estas fueron las palabras de Alessandra, cuando habló de su espectáculo de regreso: “Por algún tiempo he tenido la idea de desarrollar un espectáculo en dos niveles de lenguaje: danza y palabras.  Esta es la historia, irreal, de una pareja en problemas, incapaz de comunicarse: un marido, interpretado por Gaines, atrapado en su disfraz, y una esposa que lo va a dejar, salvándolo de la decepción constante en la que vive.

IO, la revista donde anunció su vuelta

Mi rol es multifacético: por momentos seré la esposa, en otros seré el alma de este hombre, incapaz de amar, mientras que tres bailarines son la personificación de la música liberadora, desencadenada por un misterioso piano emplazado en el piso de arriba. Bailaremos la música de Arvo Pärt, Philip Glass, y tres composiciones que fueron escritas para mí por Fabrizio Ferri”.

El espectáculo, que también marca el debut de Ferri como coreógrafa, combina teatro y danza, y contará también con la presencia de Boyd Gaines, ganador de tres premios Tony, y tres bailarines: Attila Csiki, Stephen Hanna and Andrea Volpintesta.

¿Qué la hizo regresar? A su propio decir, una nueva conciencia de su madurez, a nivel personal y artístico, y el darse cuenta, durante su “retiro”, del regalo que posee y que deseaba fuertemente volver a compartir con el público. Esta vez, sin embargo, lejos de los personajes de heroína romántica que tan bien supo interpretar, sino en nuevas creaciones.

Parece que fue por inspiración nada más ni nada menos que de Baryshnikov que planeó su regreso. Destaca en la nota que habitualmente lo visita en su centro de artes en Nueva York y que decidió finalmente tomar su consejo: “No debemos volvernos viejos en el escenario”.

Preciosa foto de la bailarina.

Alessandra en una preciosa captura

Fuente: Revol

 

No seré Julieta o Giselle, quiero meterme en nuevos papeles que sean parte de quien es hoy en día Alessandra. Seré Eleonora Duse en 2014 dentro de un nuevo ballet que será creado para mi por John Neumeier.

En Broadway seré Léa, una amante de 5o años de un joven de 20 protagonizado por Herman Cornejo además de trabajar en otro musical.

 

Mis hijos me han dado su total apoyo… Prefieren verme feliz, aunque eso conlleve que esté menos presente, antes que estar desmotivada esperándolos en casa. Ellos crecieron entre camerinos y estudios fotográficos creciendo que mi vida era como una fiesta, pero también presenciaron la dedicación, el trabajo y la concentración que se necesita para lograr

 

* ¿Que queréis que os diga? Me parece fantástico que haya decidido esto, después de todo, no creo que el hecho de ser bailarín o artista en general se pueda jubilar y meter un cajón. Y volver a echarle un vistazo de vez en cuando como si fuese un album de fotos. Es lo que eres, y eso no se acabará mientras tu no acabes.

No veo a la edad como un factor para detener nada, en mi opinión solo cambia el modo del que enfocas tu arte y tu pasión.

 

Alessandra estudió danza en La Scala y desde los 15 años en Londres en el Royal Ballet School. Ganó el Prix de Lausanne en 1980 uniéndose al Royal Ballet en 1981. Con la compañía creó roles enL’Invitation au voyage, Valley of Shadows, Isadora, Consort Lessons, Different Drummer y Chanson.

Su repertorio incluyó IlluminationsReturn to the Strange Land, The Sleeping Beauty, Afternoon of a Faun, The Two Pigeons, El lago de los cisnes, Mayerling, Manon y Juliet en Romeo and Juliet, Voluntaries, Konservatoriet, Cinderella, La Bayadère y Les Biches.

Trabajó mucho con el coreógrafo Kenneth MacMillan y con Roland Petit y en 1985 se unió al American Ballet Theatre donde realizó una importante parte de su carrera junto a sus partenaires Julio Bocca y Roberto Bolle de La Scala a quien invitó para sus funciones de despedida en el ABT como Julieta.

También tuvo el honor de bailar con Rudolf Nureyev  y Mikhail Baryshnikov. Se retiró en junio de 2007 cuando fué madre.

 

Para terminar os dejo un bonito video protagonizado por Sting  y Alessandra, donde el toca la guitarra y ella baila.

Continue Reading · 1

Inspired by and dedicated to Michael Jackson