Archive | Opinión

Intoxicando mentes y matando el futuro.

Si a todas las personas a las que les gusta bailar y que además tienen talento se les sigue boicoteando e intoxicando la cabeza con veneno en forma de con el baile no te vas a ganar la vida, eso no es un trabajo…

 

Si todos los futuros artistas se van a creer esa basura y van a dejar a un lado sus sueños y su vocación para ser como la mayoría de esas personas infelices el resto de sus vidas haciendo algo obligados por dinero, eso es lo que va a pasar. Eso es lo que está pasando.

 

¿Me puede explicar alguien que mundo tan triste nos va a quedar sin música, sin Danza, sin cine, sin pintura…? ¿Sin arte?

 

Para los que os dejáis contaminar: ¿en serio os imagináis el mundo sin arte? Si nadie va a ser bailarín en el futuro, cantante, actor, pintor, escritor o escultor, ¿que pasará entonces? No se escribirán más libros ni se cantarán más canciones, no se podrá ir a ningún concierto ni admirar ningún cuadro, fuera la radio, la televisión, los museos y los teatros.

 

¿En serio es eso lo que queréis?
¿Acaso eso cabe en la cabeza de alguien?

 

¿Llegará un momento en el que no va a haber artistas? ¡Sin artistas no habrá arte! Así que dejad de mirar a otro lado diciendo algún otro lo hará. Si tienes vocación, pasión y talento, ese otro eres tu. Ten ahora el valor para cumplir con la responsabilidad de hacer lo que tienes que hacer. Basta ya de miedos, complejos y dudas. Si tienes un don, si eres artista, entonces tienes una misión. Y lejos de verlo como una desgracia deberías levantarte con la cabeza muy alta y sentirte afortunado por poder llenar este mundo de arte, de belleza y de alegría ayudando y mejorando la vida de TODO el mundo, incluyendo la de aquellos que ahora intentan matar tu sueño, esas personas que no se paran a pensar cuanta falta les hace el arte en su vida.

 

Señores y señoras que linchan a los que dicen que quieren ser músicos, pintores, bailarines o poetas, estáis destruyendo a las personas que crearán y harán posible que en el futuro las personas, justo como hasta ahora, escapen de lo gris gracias al arte y respiren aire nuevo y cojan fuerzas para seguir con sus vidas.
 

Señores que excusándose en el “por tu propio bien” siguen empeñados en que su hijo, su amigo o su pareja no sea artistas, os invito a todos a que paseis una semana sin arte. Sin música, sin cine, sin literatura, sin televisión, sin teatro, sin museos, sin baile, sin humor, sin nada que haya salido de la mente y el corazón de un artista.

 

Ya me contaréis si no os volvéis locos y grises.

 

No mejor que ninguna otra profesión, pero tampoco peor. ES IGUAL DE IMPORTANTE Y NECESARIA.

 

Así que por favor, dejad ya de ser hipócritas y de burlaros y menospreciar un oficio como el arte llamándolo hobby cuando TODO EL MUNDO NECESITA Y DISFRUTA DEL ARTE. Por lo tanto, necesitáis artistas. Así que dejad ya de cortarles las alas.

 

 
PARAD YA DE DESMOTIVAR A LOS FUTUROS ARTISTAS.
 
Y los futuros artistas… despertad.
DESPERTAD y pasad 3 kilos de los que intoxican vuestros corazones.

 

Siembre ha habido artistas y siempre los habrá.
Es necesario.

 

Emi G.

 

Continue Reading · 0

¡Nadie puede tenerlo todo!

¡Presta atención a este vídeo a partir del min 4.23!

A parte de haberte reído, ¿qué has visto?

Uno de los bailarines más famosos e influyentes de la historia riéndose de sí mismo por no tener una gran voz a la vez que derrocha naturalidad, humildad y buen humor junto a una artista y compañera.

Y es que, ¡qué bueno y necesario es saber reírse de uno mismo y conocer nuestros puntos débiles! 
Al aceptarlos pierden totalmente la importancia y se hacen pequeñitos convirtiéndose en otros rasgos más de nuestra personalidad o nuestro físico. ¡Nadie puede tenerlo todo!

Por eso es importante ser honestos con nosotros mismos y no tener miedo a admitir de lo que no somos capaces y de lo que si, lo que se nos da mejor y lo que se nos da peor y aprender a delegar en los demás cuando vemos que alguien está más capacitado que nosotros para un trabajo, una coreografía o cualquier proyecto.

Algunas personas se ven inundadas por el ego y por la errónea creencia de que si no puedes hacer algo (bien por falta de talento o bien por falta de formación) eso te resta valor como artista o bailarín. Pero eso no es así.

Es bueno admirar a nuestros compañeros y saber ver sus cualidades y aprender de ellos, y mirar por el baile y el arte en general. Trabajar en la creación de un número y priorizar por delante de nosotros mismos qué es lo mejor para el número: que bailarines, que coreógrafo… ¡y si no somos nosotros está bien! Y no somos peores por eso. No todo el mundo puede hacer todo, ni encajar en todo siempre. Es cuestión de perfiles, de factores técnicos, cuestiones físicas, de la naturaleza de la creación… pero no de ser peor o mejor.

 

Fred Astaire Love 2 Dance

Si solo tienes nociones básicas de algo, o no se te da muy bien, por mucho que te guste, ¿no es lógico que si quieres el mejor resultado cuentes con un profesional? ¿Con alguien que destaque en ese campo? ¿Que derroche talento?

Y todo esto es más importante de lo que piensas, especialmente cuando comienzas a trabajar como director escénico o coreógrafo.

No podemos dominar todos los estilos a la perfección y no podemos tener talento para todo. Siempre se nos va a dar mejor unas cosas que otras. Por ello en clase y en tu periodo de formación debes centrarte en mejorar aquello que sientes que se te da bien y llevarlo al punto más alto que puedas. Mejorando tus puntos débiles pero sobre todo trabajando en tus puntos fuertes. Y no teniendo miedo de reconocer tus carencias y admirar el talento de los demás. 

¡Nadie puede tenerlo todo! 

Pero eso no significa que no puedas ser muy muy grande y maravilloso. Fred Astaire no tenía una gran voz pero ¿acaso la necesitaba? :)  (Seguro que bailando esa mujer no hubiera podido hacer nada contra el. XD)

Cuando aceptamos nuestras carencias, defectos y aquello que no se nos da bien o tenemos, hacemos que destaquen aún más nuestros puntos fuertes, nuestro estilo propio y todas las cosas buenas que sabemos hacer y que tenemos.

¿O no? :)

 

 

Continue Reading · 0

20 cosas que has hecho si comenzaste a bailar en los 90 – Parte II

Michael Jackson Dangerous
¿Melancólicos? Bueno quizás solo un poquito, pero más que nada nos resulta gracioso volver la vista atrás y ver qué diferente eran las cosas para aquellos que bailaban hace poco más de diez años. Supongo que para algunos es impensable pero antes no teníamos YouTube para mirar vídeos de baile ni tampoco programas para hacer mezclas musicales. ¡No teníamos ni internet! Todo era tan… ¿artesano? XD
Pero ¿sabéis?, todo se suplía con la pasión y las grandísimas ganas de conocer y aprender.
¿Comenzaste a bailar en los 90? Aquí puedes leer la primera parte y aquí tienes la segunda parte. :)

11. Currarse el vestuario y el peinado

 Bueno, ni de broma podías salir con ese vestuario a la calle. ¡Es muy diferente ahora! La mayoría de los vestuarios que vemos ahora en vídeos y actuaciones son ropa que todo el mundo puede llevar.

¿Pero antes? ¡No se podía sin llamar la atención! Antes el vestuario era casi tan importante como la coreografía y por supuesto era algo que solo te podías poner para subir al escenario. Hecho muchas veces para la ocasión y a medida, diseñabas la ropa para salir en un vídeo o para ir a actuar, mostrando también en el tu creatividad.

Charol, colores vivos, brillos, pantalones diseñados por ti, chaquetas… ¡Mil cosas! ¡Y todos iguales!

¿Y que me dices de los peinados? Mucha laca y gomina, peinados trabajados que te llevaban su tiempo, ¡incluso para ellos? Las trenzas cornrows, los coquitos, los pinchos, los recogidos… y sobre todo los tintes azules y rojos. ¿Quien no ha pasado por eso? XD

anigif_original-grid-image-25482-1377439830-38

12. Te sabes (porque las sacaste) las coreografías de Bye Bye Bye, Salomé y sobre todo Dangerous

Dangerous la tenías en VHS, Bye bye bye se te quedó de tanto ver el vídeo musical en la televisión y Salomé la grabaste de algún programa cuando Chayanne vino a España. XD

Te pusiste frente al televisor y pacientemente sacaste cada paso. ¡Eso sí! Tuviste las luces de poner un espejo porque te diste cuenta que si no lo hacías te aprenderías el baile al revés. Aunque a más de uno te encontraste que no lo había hecho así y no la pudiste bailar con el. XD

¡Seguro que has bailado alguna de estas coreografías en alguna actuación, para tu familia o en un fin de curso!

13. Has actuado en una velá y en el Aerobithon

Has actuado o has hecho verdaderas giras. XD Las velás, esos eventos donde hacían concursos de playback, cantaba el coro del barrio y a ti te dejaban bailar sin preguntarte que ibas a hacer o como. ¿Quién no ha bailado en una velá? Con su escenario que tenías suerte si no se movía como un barco o se desmontaba. XD Pero sonaba guay cuando saltabas o le dabas caña. XD

No pagaban pero el público (niños y adultos) resultaba ser siempre generoso en aplausos y felicitaciones, y eso lo compensaba con creces. ¡Y una cena! Eso era más que suficiente.

Y el Aerobithon… ese mega escenario tan alto que apenas veías al público y con ese sonido enlatado que no se escuchaba precisamente bien. XD ¡Pero no importaba! Lo guay de este evento era bailar para tanta gente, el modo en que te presentaban y conocer a otros grupos que también iban a bailar.

 

14. Aguantar caras raras y comentarios

Nadie bailaba en esa época y todas las caras se torcían con extrañeza cuando ibas respondiendo no a cada estilo que decían: ¿Flamenco? No ¿Ballet? No ¿Ritmos Latinos? No Incluso Capoeira iba antes. XD ¡Nadie bailaba Hip Hop o “Funky”, y aún menos en Sevilla.

Se puede pensar que ahora tampoco es fácil, pues imagina antes… Hoy en día está mucho más normalizado el hecho de bailar, la televisión y sobre todo internet han ido acercando el baile a la gente y a la normalidad. Y poco a poco llegará el hecho de que ser bailarín sea tomado como una opción válida de futuro. ¡Seguro!

15. Encontrar a alguien que bailaba lo mismo que tu y celebrarlo bailando en la azotea

Debido al motivo 14, cuando encontrabas a alguien que bailaba lo mismo tu lo tomabas como parte de tu familia, le pedías que te bailara todos los bailes que supiera y tu le enseñabas los tuyos. XD

Y no había “crews” pero si grupos de baile que ensayaban duro en las azoteas tirando alargaderas por el patio interior del bloque. ¿Lo has hecho? XD

En definitiva, encontrar a una persona que le gustaba bailar y bailaba era sinónimo de otra persona para tu grupo, para ver vídeos, para actuar, para conseguir música, para proponer pasos y para aprender de ella. Para hacer de tu grupo de amigos bailarines algo menos raro y más fuerte. :)

16. Cuando llegó internet bajarte e imprimir absolutamente todo

Y cuando digo absolutamente todo quiero decir absolutamente todo. XD Miles de fotos, webs enteras, letras, todos los vídeos que tanto te costaba encontrar, todas los audios de las actuaciones de la MTV, las versiones de los vídeos musicales… ¡Todo!

Internet y el cambio que trajo era TAN BRUTAL, que apenas dábamos a basto para disfrutar todo lo que nos traía a la gente que bailábamos. Y, aunque YouTube aún no existiera, teníamos otros trucos para poder hacernos con los vídeos que queríamos ver sobre todo, para aprender de ellos.

17. Bailabas lo que te salía y te gustaba sin pararte a pensar que estilo era

Bailabas, aprendías de todos, absorbías de todo a tu alrededor, de todos los estilos, y así inevitablemente fusionabas y tu mente no es que la abrieras, sino que nunca la cerraste. Te parecía bien y grandes todos los estilos y cada bailarín que se cruzaba en tu camino lo considerabas un aliado, un compañero y alguien de quién poder aprender y con quien poder contar para bailar en la velá, en el concurso, en el Aerobithón o donde fuese.

No había tantas críticas, tanto “purismo”, esa competencia negativa. No te parabas a pensar como se llamaba lo que bailabas. Los bailarines eran una piña y se ayudaban y motivaban entre si, siempre dispuestos a “ensayar en la azotea para montar una core to guapa donde todos ponían los mejores pasos que tenían y liarla fuese del estilo que fuese”.

20110115__web_011411-jp-zumba_500

18. En gimnasia siempre proponías hacer una core pero nadie te echaba cuenta :/

 Ahora parece ser lo normal. ¡Incluso baila el más duro de la clase! XD Pero antes existía un abismo difícil de cruzar por la gente de tu clase. De hecho antes se hacían teatros, recitales de poesía, exhibiciones de gimnasia, aerobic, step, playbacks o lo que sea antes de montar una coreografía. ¡Y mucho menos algo que no fuera flamenco o ballet!

radio-reproductor-amfm-cd-y-cassette-a-pilas-y-a-corriente-519101-MLV20285989082_042015-O

19. La odisea de encontrar la forma de ensayar en la calle ¿Quien tiene un radiocassette que vaya con pilas? ¡Horror! Y las pilas duran dos canciones. :( XD

Era muy raro conseguir un sitio para ensayar. Considerábamos un milagro las poquitas veces que por algún motivo alguien nos cedía la sala de un gimnasio para ensayar. Pero esto no era lo normal.

Lo normal era eso, una azotea, un garage, un salón de alguien con pocos muebles cuando sus padres no estaban, un escampado en algún sitio perdido. ¡El hotel plaza de armas no estaba! ¡Y los cristales del pasaje tampoco! XD

Cuando conseguíamos un sitio ahora el mayor problema era como tener música. Alguien debía tener un radio casette de estos portátiles. No existían los maravillosos altavoces de ahora, tan pequeñitos, tan monos, con baterías tan duraderas y que suenan TAN bien.  Las pilas las comprábamos entre todos pero duraban dos canciones. XD

¿Ves? ¡Todo el dinero en pilas, cassettes y VHS!

Y… 20. Si ya bailabas en los 90 has tenido una sonrisa permanente al leer este artículo. :)

Y es raro las pocas veces que lo piensas porque estás liado montando una nueva coreografía, preparando tus clases o ensayando para tu próxima actuación. Pero, la mayoría de la gente que bailaba contigo y formaba parte de tu grupo de baile ahora hacen cosas muy distintas. Y mírate, sigues luchando, soñando, creando y bailando.

Felicidades. :) 

 

Continue Reading · 0

20 cosas que has hecho si comenzaste a bailar en los 90 – Parte I

Britney Spears MTV bailarines actuacion
¿Melancólicos? Bueno quizás solo un poquito, pero más que nada nos resulta gracioso volver la vista atrás y ver qué diferente eran las cosas para aquellos que bailaban hace poco más de diez años. Supongo que para algunos es impensable pero antes no teníamos YouTube para mirar vídeos de baile ni tampoco programas para hacer mezclas musicales. ¡No teníamos ni internet! Todo era tan… ¿artesano? XD
Pero ¿sabéis?, todo se suplía con la pasión y las grandísimas ganas de conocer y aprender.
¿Bailabas en los 90? Allá vamos. ¡Te vas a reír recordando! :)

1. Pasar de tener un Walkman a un Discman

El walkman era tu compañero inseparable, ¿problemas? ¡Las pilas! Y bueno, que se echaran a perder las cintas, que las gastábamos vaya. XD ¿Lo bueno? Comprar cintas vírgenes para hacernos mil recopilatorios. ¿No te encantaba hacer recopilatorios para todo? Y comenzamos escribiendo los nombres de cada canción para pasar a poner “Para bailar” o ” Temas lentos” para abreviar y escribir menos. XD

Y rebobinar las cintas con un boli o lápiz… ¡ah qué época!

Podríamos decir que el paso al Discman fué una mejora. Pero para los que lo usábamos para bailar no fue exactamente una mejora. ¿Por qué? ¡Porque saltaba con el movimiento! Y así ¿cómo vas a bailar con el? XD Era realmente incomodo la verdad…

Lo bueno por supuesto fue el hecho de la mejora de la calidad del sonido y bueno, simplemente cambiamos las cintas por los Cd’s vírgenes y de nuevo a hacer recopilatorios. We loved recopilatorios para todo. XD ¡Y que no falte el rotulador para nombrar el CD!

Mi discman era así... : _ )

Mi discman era así… : _ )

2.Ver las galas de la Mtv en VHS hasta gastarlas

¿Qué me decís de los espectáculos que veíamos en las entregas de premios de la MTV? Daba igual cual fuera en alguna caía una, dos o tres súper actuaciones que esperábamos con ansia y espectación  y nunca defraudaba. La época de Britney, los N’sync… ¿quién no recuerda estar sentado frente al sofá con tus amigos como si fuera el evento del año (para nosotros lo era) con el dedo en el botón de REC del vídeo para grabarlo?

Y por supuesto después ver las actuaciones una y otra vez, para aprender, para fliparte, para mirar la core, para mirar el vestuario, la escenografía, cada detalle lo examinabas, ¡Incluso los peinados! Esos tintes, los coquitos… Y claro, si pegaba sacar la core se sacaba. Y como no teníamos internet pues recurríamos a ver la gala una y otra vez, aprendiendo Inglés de paso, y claro… cuando llegaba tu actuación favorita se empezaba a ver mal… habías gastado tu tesoro en VHS. :(

¿Quién no conserva estas cintas con cariño? Y no olvidarse de quitarle la pestañita si había algo importante para que nadie grabara encima. Ya le pondrías luego fixo encima si necesitabas grabar de nuevo. ¿O no? XD

Así que a los gastos semanales de pilas y  CD’s vírgenes hay que sumarle los que nos gastábamos en cintas VHS. XD

 

3.Estar enganchado a los canales VIVA y MTV base

¿Sabéis que antes la MTV ponía vídeos musicales? Pues sí, y especialmente los que bailábamos estábamos enganchados al MTV Base y si no lo teníamos en casa, teníamos algún amigo o conocido que se encargaba de grabarnos horas y horas de vídeos musicales para pasárnoslo después. Y veíamos los vídeos una y otra vez descubriendo música nueva y de nuevo aprendiendo de aquellos vídeos en los que había coreografía y bailarines. VIVA era otro importante canal Alemán que también llenaba nuestras cintas vírgenes de VHS.

 

vivamtv

 

4.Ir a ver o competir en el Funk Lag

¡La primera competición de Hip Hop! O Funky… o algo que no fuera Clásico ni Flamenco ni Ritmos Latinos, las tres únicas cosas que se podía bailar. XD Una competición que comenzó de una manera muy humilde dentro de una gran competición de aerobic y que con el tiempo de distanció de esta y se mantuvo por si misma. Esto era muy emocionante, ver otros grupos de España y sus trabajos realmente currados, reflejo de todo lo que habías visto en los vídeos y actuaciones de las que he hablado antes. Cada grupo con un vestuario mejor que el otro. Esto era genial. Yo competí en el primer campeonato Funk Lag celebrado en Madrid. ¡Gran experiencia!

Y como ya hablaré después, como éramos muy pocos los que bailábamos, ni se asomaba la competitividad. Solo había hermandad y un buen rollo increíble creado por las ganas de aprender los unos de los otros. ¡Para ver algo en directo en condiciones tenías que ir a verlo!

¿Quienes habéis cogido la línea 8 hasta el final para bajaros en Campo de las Naciones? :)

5.¡Tener un maletín de CD’s!

Todo el mundo tenía este estuchito pequeñito pero… ¿Quién no ha tenido uno de estos súper maletines? Que costaba su dinero… era el regalo perfecto de cumpleaños, parte de los Reyes, ¡Era lo mejor! Porque en los estuches pequeños no podías meter todos los CD’s que tenías, y eso está bien para viajar pero cuando se trataba de ir a dar clases eso no resultaba nada práctico. ¡Por eso todos los profesores llevaban su mochila y su maletín de CD’s! Tener un maletín así ya era estar en otro nivel. XD

Y era un clásico y una gozada echar un vistazo a la música de la gente pasando “hoja a hoja” de ese gran libro grandioso lleno de CD’s originales y grabados llenos de música. ¿Quién no ha hecho esto y deseado tener uno de estos maletines? :)

 

6. Grabar canciones de la radio 

Si lo piensas ahora, ¿qué triste no? XD Escuchando la radio esperabas a que saliera la canción que querías grabar para tenerla. O si no podías estar pendiente pues grababas el programa entero. De nuevo gastando cintas vírgenes, aumentando tu gasto semanal de pilas, cintas y Cd’s. XD
Lo malo de este sistema era lógicamente que la voz del presentador pasaba a ser parte de la canción y que siempre la cortaba antes de que acabase o te quitaba tu parte favorita. XD Vamos, que no era el mejor método de conseguir tu canción favorita pero es que a veces era el único. :(  ¡Y sobre todo lo más rápido!
04

7. Ir a a escuchar nueva música al Virgin megastore para luego comparlos en el Sevilla Rock XD

Yo no sé si en otras ciudades llegaría esta tienda pero cuando llegó el Virgin Megastore a Sevilla… ¡Oh! Ir a esta tienda era ir de excursión y pasarte horas escuchando música en los reproductores que había por toda la tienda. La ropa, el merchandising, incluso la decoración. Aquello era el paraíso para los amantes de la música y del espectáculo. Podías encontrar los conciertos y DVD’s de lo que fuera y si no te lo traían.
¿El problema?  Muy caro. ¡Pero eso no era un problema! Porque al Virgin íbamos de excursión y a mirar las novedades, los discos nuevos, a escuchar los singles y las canciones nuevas, los grupos nuevos… y por eso nunca te cobraban. ¡Así que genial!
No te lo comprabas pero ya sabías que disco estaba bien, que single te servía para las clases, etc, y por eso luego ibas directamente al Sevilla Rock para comprarlos. XD ¿Sería por esto que cerró el Virgin Megastore? Seguramente… pero si todo el mundo hacía lo que yo se veía venir. Día triste. :(  XD

8.Estabas súper feliz cuando te regalaron tu mini cadena con tres pletinas de CD y doble de cassete

Bueno bueno, quien no se ha quedado mirando con orgullo y ensimismado esas tres pletinas de CD’s dando vueltas. XD Y todas esas lucecitas en plan discoteca que tenía este equipo de música con esos altavoces que tenían el mismo tamaño que la cadena. Jajaja. ¡Y algo totalmente nuevo y revolucionario! La función despertador con la canción que quisieras cambió mi vida… <3  ¡Mi equipo era mi tesoro!
Esto era el regalazo por excelencia. Tres pletinas de CD’s, dos de Cassettes para poder grabar entre ellas, radio… ¿Qué más se podía pedir?
Minicadena

9. Te las apañaste para aprender a hacer una mezcla en un cassette de doble pletina

Si. XD Así de fuerte si lo piensas. Con tu pulso y tu musicalidad a prueba de bombas ahí estabas tu enlazando canciones a lo bestia jugando con dos pletinas de cassette. XD ¡Pero no salían tan mal como es de esperar! Luego las escuchabas e incluso podías usarlas.
En una tenías la cinta virgen con el rec y el pause pulsados a la vez y en la otra ibas metiendo las canciones que querías ir grabando. Le dabas al play y cuando venía la parte que querías… ¡soltabas el pause de la otra! Y así.
Todo muy sofisticado. XD  ¡Pero era la única forma de hacer una mezcla! :/

10. Llegaron los outlets y el primero que conociste se llamaba Adidas Factory  : _ )

¿Pero qué clase de suerte era ésta? Totalmente fascinado ibas aunque fuera de visita. XD
Y cuando llegaba la hora de buscar vestuarios para una actuación, ¿donde ibas? ¡Al Adidas Factory! Chandals, bambas, botines, camisetas, sudaderas… Lo que quisieras y más a un precio que hasta sin trabajar podías pagar. ¡Maravilla!  Y este no lo han cerrado. ¡Menos mal!
Antes estaba en el Polígono Store y luego lo cambiaron a Vega del Rey. ¿No lo conoces? :)

¿Estás de acuerdo? ¡No te pierdas la segunda parte! :)

Continue Reading · 1

¿Has votado ya la película para la II Convivencia? ¡Lee esto primero!

Antes de que te dejes llevar por tu primer impulso y votes la que más te suena echa un vistazo a esta entrada, en ella te vamos a hacer una breve presentación de las películas seleccionadas para la II Convivencia y también por qué las hemos elegido.

Y recuerda, ¡es mejor una película que no hayas visto! ¿No crees? :)

¡Comenzamos!

The Band Wagon (Melodías de Broadway) 

¡Sé lo que puedes estar pensando! Una película antigua… ¡ufff! Como en la vida en general no te dejes llevar por prejuicios ni des por sentado las cosas. The Band Wagon es una película divertidísima, con una historia original y llena de baile. ¡Y vaya baile! No dejes que la fecha te haga caer en que será aburrida o no encontrarás nada que te sorprenda. ¡Lo encontrarás! Y si nunca has visto un musical clásico del cine te invito a que le des la oportunidad. Entenderás entonces por qué ha sido elegida y por qué Fred Astaire es uno de los bailarines más importantes e influyentes.

Punto de valor 1: Fred Astaire 

Punto de valor 2: ¡Las fantásticas coreografías! ¡Es un clásico!

A Chorus Line

Una película que se desarrolla durante un solo día y cuenta lo que pasa dentro de una audición. ¡Pues imagínate! Las historias detrás de cada bailarín y porque acaba allí, que busca, de donde viene y que puede ofrecer. Durante la película se van desvelando las historias de los 16 finalistas, unas son graciosas, otras irónicas y otras te rompen el corazón, pero todas ellas acaban en el mismo escenario y rodeadas de lo que les une a todos ellos, la pasión por la Danza.

Punto de valor 1: La historia y el guión

Punto de valor 2: ¡Las secuencias de baile!

Baila Conmigo (Dance with me)

Esta película  recoge muy bien el mundo latino tanto a pie de calle en Cuba como en el circuito de la competición estadounidense. La historia cuenta la llegada de un cubano (interpretado por Chayanne) que llega a la emblemática ciudad de Los Angeles. Si piensas que el mundo de los Ritmos Latinos y Bailes de Salón son aburridos y predecibles, debes votar por esta película y conocer por fin la espectacularidad y la dificultad de este maravilloso estilo de baile.

Punto de valor 1: Acercarse al mundo de los bailes de salón y los ritmos latinos por todo lo alto. ¡Las escenas de baile!

Punto de valor 2: ¡La maravillosa banda sonora!

 

02

You Got Served

Hollywood y el Hip Hop se dieron la mano para esta producción que abrió el camino de este estilo en el cine. Gracias al éxito de esta película, hoy día no es extraño ver Hip Hop en las carteleras, la televisión, etc. You Got Served liderada por los cantantes y bailarines Omarion y Marques Houston es un despliegue coreográfico lleno de energía, trucos y acrobacias.

Punto de valor 1: Una de las primeras super producciones  donde se puede ver Hip Hop y sus batallas

Punto de valor 2: ¡Los temazos!

 

¡Ahora ya conoces cuatro nuevas películas!

Si no en la II Convivencia Love 2 Dance anímate a verlas en casa. ¡No te arrepentirás! :)

Continue Reading · 0

La historia detrás de tu profesor o Por qué “baila mejor” que tú

 

No es difícil escuchar en clase como los alumnos que empiezan a formarse se desaniman porque algo no les sale y se quejan al profesor: ¡es que a ti te sale muy bien!  ¡Es que tu bailas muy bien! ¡Es que tu…!

¡Pues claro que le sale mejor que a ti! ¡Es el profesor! Es la persona que te va a enseñar todo eso que ves en ella.

Por lo tanto, ¡aléjate del profesor que no te inspire eso! Se aprende de quien sabe más que tu.

Viendo como hace las cosas tu profesor, como se mueve, como improvisa, como es capaz de montar una coreografía con esa facilidad, como interpreta y su aplastante seguridad quizás puedas pensar que esa persona siempre fue así y simplemente tiene esa facilidad, que nació con eso.
Grave error.

Esa persona, aparte de años de formación, ha pasado por situaciones, trabajos y experiencias que la han hecho como es aportándole más formación, más conocimientos, más tablas, que baile “mejor”.

Muchas personas comienzan a tomar clases sin conocer la verdadera importancia de una formación continua y sin excusas. Inspirados quizás por una película de 90 minutos donde el protagonista comienza sin saber nada y acaba ganándolo todo y siendo increíble, saben que 90 minutos no serán, pero si quizás dos meses, tres meses, ¿un año como mucho?
No tienen paciencia, y si no ven resultados casi inmediatos lo dejaran, bien pensando que el profesor no supo enseñarlos o lo que es peor, que ellos no sirven.

Soy partidaria de pensar que el que realmente lo siente nunca lo deja. Y que las personas que tiran la toalla realmente no estaban destinadas a llegar. Pero aún así, para ayudar con la espera que supone el aprendizaje y la continua contaminación en forma de mensajes erróneos en películas y  evitar perder a gente con talento que de verdad pueda llegar, decidí escribir esta entrada.

En la Danza se experimenta un continuo aprendizaje, en la Danza hay miles de caminos y cada uno de ellos te hace aprender y mejorar algo. ¡Hay muchas experiencias y trabajos que te van complementando!



Y cada uno te aporta algo nuevo e importante.

Cuando ves a tu profesor en clase ves a una persona dando una clase. Lo que no ves es lo que ha hecho esa persona muchísimas veces encima de un escenario. No te la imaginas grabando en un plató de televisión o ganando un campeonato. Tampoco estudiando, viajando o bailando en un concierto ante miles de personas. Tampoco coreografiando un musical que has visto o bailando en el vídeo musical de tal artista.

¿Has hecho tu esas cosas?
¿Por qué compararte con esa persona?


TODO eso más años de formación y diversas experiencias han hecho que tu profesor “baile mejor” que tu.

Por lo tanto relájate y acepta tu etapa de formación como lo que es, unos años IMPORTANTÍSIMOS y preciosos en los que cada clase cuenta, por eso tampoco entiendo los que se saltan sus clases… ¡No lo hagas! No desperdicies un solo minuto de formación. Aprende de todo, de todos, trabaja duro y mejora. Y nunca te rindas. Los resultados llegan. Quizás no cuando quieras, pero hay un proceso dentro de ti, de tu cuerpo y también de tu mente aunque no lo sepas ahora.
Un proceso de adaptación, de interiorizar, de controlar cada parte de tu cuerpo, de superar barreras y miedos, de crecer, de salir de ti mismo. No solo estas aprendiendo pasos y técnica. Créeme, el viaje es mucho más complejo e intenso.

oil-region-ballet-dancer-stretching-1

Así pues, confía en tu profesor y vive esta etapa con los ojos abiertos y con ilusión. Cuando pases a la siguiente etapa no podrás volver a esta. Nunca de la misma manera.

No te pongas un limite de tiempo para formarte. Esto no es una carrera. Es algo que lo iras sintiendo, a la vez que los hechos y la evolución en tu carrera lo irán corroborando.

Déjate guiar por tus profesores, ellos no es que bailen mejor que tu, ellos simplemente ya son bailarines profesionales y han recorrido el camino que tu acabas de empezar.

¡No te rindas!  Es cuestión de tiempo, de trabajo y de seguir ahí. 

Emi G.

Continue Reading · 0

Inspired by and dedicated to Michael Jackson