La confianza en uno mismo – Parte I

“El bailarín con convicción tiene poder; la mera fé superior del bailarín en el trabajo ha “salvado” muchos bailes de baja calidad. Si crees en tí mismo, los demás probablemente también lo harán.”

Doris Humphrey

La confianza en uno mismo quizás sea el factor psicológico que más influye en una actuación de danza. La confianza en uno mismo dentro de la danza puede definirse por la solidez de la fé que tengan los bailarines a la hora de aprender y de ejecutar una técnica o de representar un determinado papel. La confianza de los bailarines en sí mismos es crítica, porque aunque tengan capacidades físicas y técnicas para actuar, si no se creen que pueden hacerlo bien no utilizarán sus habilidades. Por ende, no sólo hay que aprender a habilidades técnicas y artísticas; también hay que adquirir la confianza en la capacidad de ejecutar dichas técnicas.

Los problemas de confiar poco en uno mismo

La confianza en uno mismo está muy relacionada con la ansiedad. Los bailarines que confían mucho en sí mismos pueden relajarse durante una actuación y pueden bailar bien, mientras que aquellos que confían poco en sí mismos se ponen ansiosos, lo que perjudica sus actuaciones.

La poca confianza conduce a un diálogo interno negativo y destructor: “Simplemente no puedo aprender este nuevo movimiento.”, ” Sé que voy a fallar en la actuación de mañana”. Esta negatividad lleva a un círculo vicioso de poca confianza en uno mismo y un bajo rendimiento.

El ciclo comienza con las dudas sobre nuestras capacidades. Después se deja de bailar respecto a nuestras posibilidades. La inadecuación del rendimiento confirma las dudas iniciales, por lo que la confianza en uno mismo sigue disminuyendo. Como consequencia, cada vez se actúa peor. Al final los pensamientos negativos y el bajo rendimiento se retroalimentan hasta hacerte creer que ya no eres capaz de actuar.

La falta de confianza en uno mismo produce emociones negativas, como depresión, rabia, culpa y frustación, y todas ellas perjudican la actuación. Depresiones y frustaciones en las clases y ensayos que hacen que no se aprenda nada nuevo.

Los bailarines con poca confianza en sí mismo tienden a concentrarse en cosas negativas o irrelevantes en vez de aquellas que les permitirían rendir al máximo.

En una audición por ejemplo, pensar en la competencia de los demás bailarines, en el miedo a bailar mal y en la decepción de otras personas si no se consigue… en su lugar, habría que concentrarse en la técnica y en la maestría requeridad para el papel.

En resumen: Un bailarín con talento y poca confianza en sí mismo, se puede ver atrapado en un círculo vicioso de pensamientos negativos y bajo rendimiento; estar lleno de ansiedad, depresión y frustación, y ser incapaz de concentrarse adecuadamente. El efecto lamentable de esta cadena es dejar de estar motivado por la danza, no disfrutar en clase, ni en los ensayos o actuaciones y, básicamente, dejar de diverstirse bailando. Y como la danza ya no le gratifica, lo más probable es que lo deje.

* Extraido del libro: Psicología de la Danza  Autores: Jim Taylor y Ceci Taylor

Próxima entrada: Los beneficios de confiar mucho en uno mismo

Quizás también te interese:

, , , , , ,

3 Responses to La confianza en uno mismo – Parte I

  1. carmencita 6 junio, 2009 at 23:53 #

    cada vez tenog mas claro que encuento acabe el instituto este sera el primer libro que caera en mis manos.
    Estara aqui en España no? que con la suerte que tengo…no hay manera de que encuentre libros que me gusten en español….¬¬

  2. Bárbara_R 9 junio, 2009 at 11:44 #

    Creo que todo bailarín ha pasado alguna vez en su vida por un momento de desconfianza, que todos nos hemos sentido identificados con todo lo que describe ese estado, el problema es el no llegar a superarlo.
    Sin embargo, la parte positiva es que cuando lo logras, consigues una confianza mayor a la que tenías antes del bajón y te ayuda a tener fuerzas para evitarlo en el futuro.

  3. Begoña 8 agosto, 2009 at 18:08 #

    Un artículo muy interesante. Gracias! :)

Deja un comentario

Inspired by and dedicated to Michael Jackson