Profesores. Tu profesor no sólo debe ser bueno, sino que debe ser bueno para ti. (Parte IV)

El Profesor Analítico

En contraste con el método intuitivo y de orientación activa, los profesores analíticos trabajan lenta y cuidadosamente, recalcando la forma correcta y la técnica. Sus clases comienzan con un largo y completo calentamiento y avanzan sistemáticamente desde allí.

Un profesor analítico da instrucciones precisas y trabaja para obtener resultados precisos. Demuestra en detalle la mecánica de los pasos y habla sobre el propósito de los ejercicios y los principios de los movimientos que los respaldan. Además, puede ofrecer explicaciones anatómicas o sugerir varias imágenes mentales para ayudarle a lograr la justa calidad y dinámica de los movimientos (como “imagina que estás saltando una valla sobre el lomo de un caballo”, para que sientas la excitación y suspenso de un salto). El enfoque mecánico del profesor analítico se orienta a dar a los alumnos una clara comprensión del movimiento para que tengan un firme control y por ende una técnica confiable. Favorece los ejercicios simples a fin de que los bailarines puedan tomarse el tiempo para sentir qué está sucediendo con sus cuerpos y trabajen de forma deliberada. Estos se pueden practicar varias veces. Aunque la repetición puede parecer tediosa, fija los movimientos en los músculos y afirma la fuerza y también la confianza.

anal

El análisis es un paso intermedio entre ver el movimiento en el cuerpo de otro y hacerlo funcionar en el tuyo. Te da un conjunto explícito de reglas para que no tengas que apoyart únicamente en tus facultades de observación o la ejecución de tu maestro.

A la larga, los alumnos de profesores analíticos pueden percibir y corregir sus propios errores.

“Ella te enseña a conocer lo que estás haciendo. No sólo repites y haces ejercicios. Te da confianza en ti mismo. Yo sé que lo que ella me he enseñado, puedo enseñérselo a otros.” Sally Willson acerca de su maestra M. Craske

Pero el enfoque analítico, tal como el activo tiene, sus peligros. El análisis excesivo tiende a paralizar el movimiento una vez iluminado como arte. Una clase con demasiada charla y repetición pierde impulso, y la espera entre ejercicios es demasiado larga, los músculos se enfrían y no pueden funcionar eficientemente. Los alumnos forzados a pararse en torno al maestro pueden no lograr el entrenamiento que quieren y necesitan. La danza es sobre todo una actividad física, y para que sea eficaz, el profesos analítico debe mantener un sano equilibrio entre pensamiento y acción.

Globalmente, los profesores analíticos son mejores para los principiantes porque sin fáciles de seguir y dejan más tiempo para practicar. Con este tipo de profesor hay menos oportunidades de desarrollar malos hábitos o lesiones, y los métodos analíticos establecen una base más sólida para los estudios más avanzados.

Los profesores analíticos con frecuencia son bailarines que han tenido que superar dificultades físicas y, como tales, comprenden mejor cómo trabajan los diferentes cuerpos. Por eso los alumnos que tienen problemas como curvatura vertebral, músculos y tendones rígidos o tensión crónica hacen bien en estudiar con ellos; lo mismo sucede con los bailarines que están recuperándose de lesiones o poniéndose en forma después de una licencia.

* Extraido del libro: DANZANDO Guía para bailarines, profesores y padres.  Autora: Ellen Jacob

Próxima entrada: Intereses especiales/énfasis de la clase.

, , , , , , ,

2 Responses to Profesores. Tu profesor no sólo debe ser bueno, sino que debe ser bueno para ti. (Parte IV)

  1. PEDROPA 16 marzo, 2009 at 15:39 #

    Me encanto! El trabajo de la mente en la danza es aveces tan imprescindible como la cuenta de la vieja para un matemático, nos hace verlo, sentirlo y comprenderlo.

Deja un comentario

Inspired by and dedicated to Michael Jackson