Profesores. Tu profesor no sólo debe ser bueno, sino que debe ser bueno para ti. (Parte II)

¿Qué hace que un profesor sea recomendable para tí?

Tener un buen maestro no es suficiente. Lo que hace que un determinado profesor de baile sea bueno para ti es, primero de todo, su capacidad para reconocer tus singulares cualidades y cultivarte como bailarín. Una manera en que lo demostrará es prestándote atención y alentándote. Todo bailarín necesita este tipo de cuidado personal para desarrollarse.

Incluso los buenos profesores no siempre pueden beneficiar a todos los alumnos, porque muchas cosas dependen de cuán bien trabajen juntos. A veces se erigen barreras intangibles debido a diferencias individuales de personalidad y estilo de movimiento. Incluso puede que sea excelente para otros, sin embargo, sus métodos de enseñanza pueden no ser adecuados a la forma en que aprendes. Puede que tengas que experimentar con varios profesores antes de encontrar el mejor.

Hasta entonces quizás tengas que elegir sólo entre las oportunidades disponibles, establecer prioridades y hacer algunas concesiones. Cuando encuentras al profesor que te gusta, quédate con él, ya que sólo a través del contacto regular podrá ayudarte. A medida que progreses y cambies, quizás también desees cambiar de maestros de danza. Y en ciertas etapas de tu desarrollo puede que quieras estudiar con más de un profesor para satisfacer todas tus necesidades e intereses. En cuanto a los profesores, hay unas cuantas reglas fijas, pero algunas consideraciones generales te ayudarán a conseguir el apropiado para ti.

Existen al menos dos tipos diferentes de profesores de baile: los que enseñan principalmente con el ejemplo, y los que analizan y explican.

Existen al menos dos tipos diferentes de profesores de baile: los que enseñan principalmente con el ejemplo, y los que analizan y explican. Denomino a los primeros profesores de orientación activa y a los últimos con orientación analítica. Sus métodos corresponden a las diferentes formas básicas con las que aprendemos. Enfrentados con el aprendizaje de un nuevo idioma, por ejemplo, algunos lo hacemos mejor embulléndonos en la conversación, mientras que otros necesitamos estudiar el vocabulario y las reglas gramaticales antes de intentar hablarlo. Así como hay personas que tienen oído para los idiomas, algunos bailarines tienen ojo para los movimientos y pueden absorver rápidamente movimientos no familiares. Otros requieren un enfoque más cuidadoso.

Es poco usual un maestro que tenga igual pericia en la orientación activa y en el método analítico, aunque la mayoría de los buenos profesores de baile adaptan sus enfoques a las necesidades de sus alumnos combinando elementos de ambos.

* Extraido del libro: DANZANDO Guía para bailarines, profesores y padres.  Autora: Ellen Jacob

Próxima entrada: El profesor con orientación activa y el profesor analítico.

, ,

2 Responses to Profesores. Tu profesor no sólo debe ser bueno, sino que debe ser bueno para ti. (Parte II)

  1. carmencita 8 febrero, 2009 at 13:49 #

    Quiero este libro! ya he leido las dos entradas que has publicado y esta muy bien.
    Aqui puedes ver todos los motivos por los que yo no quiero dejarte aunque tu muchas veces quieras hecharme…. ¬¬ xD

Deja un comentario

Inspired by and dedicated to Michael Jackson